Latest News

Sexta de Cali. El mejor y más bravo encierro: El de La Carolina.
by Redacción Escena Taurina - 0




Es flaca sobremanera
toda humana previsión,
pues en más de una ocasión
sale lo que no se espera....

Asi reza una estrofa de la famosa poesía colombiana, "La Perrilla", de Don Jose Manuel Marroquín.

Efectivamente, nadie daba un duro por la corrida de esta noche en Cali, la ganadería cuyo encaste conocido era de la linea santacoloma con murube, cruce que ha dado buen resultado en algunas ganaderías colombianas. Los toreros anunciados eran Ivan Garcia, torero modesto en España, pues aunque alguna vez estuvo bien en Cali, ultimamente ni suena ni truena en ruedos ibéricos. En su primero un buen toro, lo lancea decorosamente, toma una vara recargando, bravo en banderillas, colocadas por el propio diestro, muy deshilvanadas y poco reunidas. El toro con buen trapío permite una faena voluntariosa del rubio de Móstoles, pero el cual por falta de sitio y placeo, dejo ir un buen toro. Se colocaba al hilo, con ventajas y aún así el toro le pasaba bien.Este ejemplar ha debido torearse en el centro del ruedo, se le vá para la querencia y en vez de sacarlo, le da en ese punto una tanda embarullada, la cual nos pareció muy mal y de pésima concepción. Deja un pinchazo y una estocada que ponen fin a un toro que se fue con las orejas.
En su segundo, otro toro de buen comportamiento en el capote, toma una buena vara, el matador coloca dos buenos pares y otro al violín, que levanta aplausos del público. Inicia por derechazos, con poco temple, bajaba poco la mano, toreaba a media altura, hasta que el toro se aburrió y se fue a tablas. Otro buen toro, mal lidiado por García, quien no convenció al aficionado, asi haya recibido unas palmas bastante dadivosas.

Siguió el novel espada colombiano, José Fernando Alzate, al cual le han salido un par de excelentes toros, claros, bravos, nobles, de buena presentación, especialmente el quinto, un lote que muchos toreros añoran para ganarse un trofeo de feria. El espada nacional, bien sabemos por su falta de oportunidades y ambición, daba uno bueno y tres malos, se le vió mal colocado, ventajista, toreando poco en redondo, como mandan los cánones, ante toros de bandera. Uno de los cuales fue premiado con la vuelta al ruedo, despues de haber sido picado de forma excesiva y brutal y como era tan bravo, nunca se derrumbó y al contrario seguía la muleta taciturna, manejada sin ilusión, por este débil espada. Una verdadera pena lo de Alzate, ante dos grandes toros, los cuales mucho dudamos le vuelvan a salir tan facilmente en su dif{icil carrera.

Habiíamos visto a Juan Solanilla de novillero en Cali, hace unos años. Posteriormente nada claro sabíamos de el. En un comentario de los últimos días habíamos dicho que la alternativa de este espada era la única que nos parecía lógica, de cuántas se han otorgado en Colombia en los últimos tiempos. Y a fé que no estábamos equivocados. En su primero, el peor del encierro, reservón y el cual medía y esperaba, a base de estar muy cruzado y buscando la acometida, lograba sacar pases que mostraban decisión y buen concepto. En su segundo un mejor toro, muy serio de cara, bravo en las cabalgaduras, es cuando viene lo mejor de la noche. A este toro lo va metiendo en el canasto, es de los pocos toreros colombianos que sabe caminar en la plaza, cita de frente y con elegancia, va a buscar el pase muy cruzado y su faena es bastante correcta e ilusionante. Después de la partida de César Rincón, Colombia y América piden a gritos un torero maciso, que no se arredre ante las dificultades y nos pareció, que en Solanilla, puede estar la respuesta. Ha dado el joven torero muy buenos derechazos, dos tandas de naturales muy templadas, intentando alargar el muletazo y el alguna oportunidad haciendo el semicírculo al natural. Salimos optimistas y contentos de ver al espada de nuestra tierra cumplir con la afición y no engañar a este conjunto de espectadores tan nobles y agradecidos, como son el público de Cañaveralejo.

Desde hoy Solanilla, pensamos que es el más indicado para recoger el cetro de Don Cesar Rincón y nos alegra que una persona con fundamentación académica, como que eres Administrador de Empresas de La Universidad de los Andes, pueda llevarlo, contribuyendo a subir el listón de la torería colombiana. Y lo hecho por Juan Solanilla hoy, no lo hizo ante un novillo, se lo hizo muy correctamente, a un TORO.

Si los jurados hacen justicia, esta ganadería, debe conquistar el premio al mejor y mas bravo encierro de la Feria De Cali 2010-11.

Tomás Cruz V.
« PREV
NEXT »
Menu :