Latest News

Décima Quinta Corrida de Feria San Marcos 2012
by Redacción Escena Taurina - 0

Plaza Monumental Aguascalientes, Ags., México

Domingo 13 de mayo de 2012


Décima quinta y última corrida de Feria





con toros de la ganadería de Celia Barbabosa, colores de su divisa: rojo, azul, blanco y amarillo.

Espadas
Rafael Ortega
Víctor Puerto
Antonio García El Chihuahua
Antonio Romero

Amenizaron esta corrida la Banda Municipal de Aguascalientes, y como invitada de honor la majestuosa Banda de Música de Zacatecas.

Primer toro de la tarde para Rafael Ortega, de nombre Si Voy, número 211 con 463 kilogramos.

Lances de tanteo.

Suerte de varas. Primer picador Juan Cobos, Ortega con Chicuelinas andantes se lo lleva al caballo, Cobos lo pica, pero lamentablemente lo bombea.
Banderillas. Rafael Ortega complace al público y cubre el segundo tercio y lo hace muy bien.

Brinda al público, los primeros muletazos fueron de tanteo, tras su afanoso empeño logra algunos ¡olés! Entra la música tocando Silverio, pero sus muletazos no le interezan al público y opta por entrar a matar deja una baja. El animal dobla.

En el arrastre. Aplausos.
Al espada. Silencio.

Segundo toro de Ortega, quinto de la tarde, El toro de nombre Bien Querido, negro, bragado, bien armado, veleto, astifino.

Lances de tanteo.

Suerte de varas. Francisco Salinas da fuerte puyazo, se da el toque de cambio de tercio, el picador hace caso omiso y se va contra el toro y se ensaña con el toro picandolo desproporcionadamente, además lo bombea. Por ésta actitud aberrante, la autoridad lo multó severamente.

Quite de Ortega que da unos lances con cambiados.
Banderillas. Ortega nuevamente complace al público y lo hace bien.

Empieza su muleteo doblándose, luego unos muletazos de tanteo, se cansa, se perfila, entra, deja un cuarto y al tercer golpe de descabello acierta.

Arrastre. Chiflidos injustamente ya que el picador hizo muy mal su labor.
Al espada. Silencio.

NOTA: Por medio del sonido se informó el nombre del picador amonestado. Aunque después corrió la versión de que el nombre era otro.


Primer toro, segundo de la tarde, para Víctor Puerto, segundo espada, de nombre Campeador, número 137 con 494 kilogramos, cárdeno claro, salpicado, bien encornado.

Lances de tanteo.

Suerte de varas. Es Isabel Prado quien lo recibe y pica bien.
Quite. Por Puerto en los tercios por Verónicas.
Banderillas. La cuadrilla cubre el tercio y lo hace bien.

Brinda al público. Inicia su faena dando muletazos en los medios y los da con temple y sabor, hay ¡olés!, aplausos y dianas que los toca la banda zacatecana, y como sigue muleteando con el mismo tenor, pues la Banda de Zacatecas corta los aires con España Cañí, y de ahí, el espada se da vuelo toreando tanto con la derecha como con la izquierda. El público... qué les digo... La locura. Entonces el espada voltea hacia las alturas y hace la seña de que toquen ‘la de aquí’, le complacen y la misma Banda de Zacatecas toca Pelea de gallos. Y sigue Víctor Puerto toreando a placer con exquisitos naturales y soberbios muletazos con la derecha, culminando la faena de rodillas, desbordante locura en los tendidos. Se prepara para entrar a matar, el público le dice que no y lo sigue toreando a placer ¡vaya! Pero qué toro. ¡Qué toro le ha tocado en suerte! Le embiste una y otra vez y que bonito mete la cabeza en el engaño. ¡Vaya toro! La plaza entera pide indulto, no es concedido. Víctor Puerto entra a matar y deja una media en el lugar exacto y la noble bestia rueda. Se le conceden las dos orejas.

Sí dos orejas.
La orden del juez: Arrastre lento, en el que hubo un torrente de aplausos. Enhorabuena a la ganadería Celia Barbabosa.

Segundo toro de Víctor Puerto, sexto de la tarde, de nombre Flor de Canela, número 250 con 466 kilogramos, berrendo aparejado, botinero, cornivuelto.

Víctor lo recibe con bonitos lances.

Suerte de varas. Mauro Prado da dos buenos puyazos (justos y medidos), el público reconoce su labor y lo premia con aplausos.
Quite. De puerto con bonitos lances a pies juntos.
Banderillas. Gustavo Campos en el primer par bien, segundo par Camacho deja un palo, tercer par Gustavo Campos ¡magnífico! y el público lo hace salir al tercio. Fue la octava salida de Campos que tuvo dentro del serial.

Brinda al señor Rodolfo Camarena y señora, quienes son propietarios de la ganadería Chinampas.

Empieza a torear con la izquierda, pero luego lo hace con la derecha, que es con la que mejor se acomoda, arranca algunos olés y aplausos, pero luego el fuerte viento hace su presencia y no lo deja torear, por lo tanto se perfila entrar... Pincha, segundo viaje, hunde la espada muy caída, dobla, entra el puntillero don Jesús Gutiérrez Muñoz y todo termina.

Arrastre. Silencio.
Al espada. Silencio.


Primer toro, tercero de la tarde, para Antonio García el Chihuahua, tercer espada. De nombre Caporal, número 672 con 475 kilogramos.

El Chihuahua lo espera de rodillas en las tablas, le da una larga afarolada, ya en pie unos vistosos lances.

Suerte de varas. José Prado da fuerte puyazo en buen lugar.
Quite del Chihuahua por Zapopinas y remate de rodillas.
Banderillas. El Chihuahua complace al público, ha quedado muy bien y recibe un torrente de aplausos.

Brinda al matador Manolo Espinoza, empieza con muletazos de doblón luego lo mete en suerte y que bonitos muletazos le da, esto en los medios y con la derecha, luego se adorna con pases de rodillas y así en esta tónica lo torea con la izquierda, con la derecha de rodillas, muletazos de buena marca adornandose y exponiéndose. El público está con él y le aplaude. Decide entrar a matar y se avienta y se va en seco, segundo viaje, pincha, tercer viaje hunde la espada no dobla. Decide descabellar y falla varias ocasiones, llega el primer aviso, sigue dando golpes de descabello, falla y falla y el público, pues ya se han de imaginar. ¡Por fin! Acaba con aquella pesadilla.

Arrastre. Silencio.
Al espada. Silencio.

Segundo toro del Chihuahua, séptimo del festejo, de nombre Ranchero, número 175 con 467 kilogramos, negro zaino, veleto.

El Chihuahua lo recibe junto a las tablas de rodillas con una larga cambiada, ya en pie bonitos lances y con remate de manguerazo de Villalta.

Suerte de varas. Cruz Prado no corre con fortuna ya que la vara es trasera y caída, además bombeo dos veces.
Quite del Chihuahua por Navarras y remate de rodillas.
Banderillas. Nuevamente se luce el Chihuahua, en el tercer par al violín un aficionado le avienta un sombrero y corriendo por todo el redondel se lo lleva puesto al toro, estampa taurina de épocas pasadas, gustó muchísimo al público, y le tributo un torrente de aplausos.

Brinda al público.

Empieza su faena de rodillas junto a las tablas, el público entregado a él, se agiganta el Chihuahua y corriendo la mano bonito y sabroso se adorna con remates de rodillas y sigue muleteando bonito y con suavidad. Entra la música, ¡la locura!, en toda la plaza y con cambios de mano derecha, izquierda, todo le sale bien y da unos remates de pecho, qué barbaridad. Y entra Pelea de gallos, el Chihuahua se esta recreando a placer con adornos de remates y desplantes. Se perfila, entra a matar y … Falla. Reanuda la faena y termina hasta con Manoletinas de rodillas, nuevamente a matar... Y falla, falla, falla, y llega el primer aviso, se tira nuevamente, hunde la espada y dobla. El Chihuahua en el centro del ruedo. El público en coro general le grita: ¡Torero, torero! Y le otorga un torrente de aplausos.

Al toro en el arrastre torrente de aplausos.
Al espada vuelta triunfal al ruedo.


Antonio Romero, cuarto espada, su primer toro, cuarto de la tarde, de nombre Tintero, número 158 con 481 kilogramos, cárdeno claro, cornivuelto.

Lo recibe Romero con bonitas Verónicas.

Suerte de varas. Aquí el picador en turno pica mal y bombea.
Quite de Romero por Chicuelinas y precioso remate.
Banderillas. Son Gabriel Luna y Edgar Camacho los que cubren el tercio y lo hacen bien.

El subalterno Fermín Quiroz corre al toro a una mano cual debe ser, el público le reconoce su labor y le aplaude fuerte.

Brinda al Gobernador de Zacatecas.

Ya en los medios con la derecha lo muletea bien aunque el viento regresa soplando con fuerza y estando toreando con la izquierda entra la música que proviene de la Banda de Zacatecas, obviamente con la marcha de Zacatecas y toreando sabroso el torero Zacatecano. Cuando sorprendentemente el toro le da una garrón, rueda por la arena, el toro hace por él, las asistencias entran en su auxilio, se levanta y se va enfurecido hacia el toro, pero el viento molesta mucho. Se perfila, entra pincha, segundo viaje, hunde la espada dobla, junto en los medios.

Arrastre. Silencio.
Al espada. Silencio.

Segundo toro, octavo del festejo de nombre Mexicano, número 259 con 493 kilogramos.

Lo recibe de rodillas, terreno de las tablas con un afarolado, ya en pie bonitas Verónicas.

Suerte de varas. Es el joven Martínez el encargado de darle el puyazo.
Banderillas. son Fermín Quiroz y Edgar Camacho quienes cubren el tercio y cumplen bien.

Agarrándose de las tablas se pasa el toro, luego con doblones y de tanteo va metiendo en suerte a Mexicano. Lo empieza a muletear con temple y sabor, el público le aplaude. Entra la música de la Banda de Zacatecas nuevamente toca la marcha de Zacatecas.

Romero sigue en los medios muleteando agusto, la gente le corea, y Romero torea por ambos lados, el toro le embiste muy bien, también da Dosantinas, la locura del público, entonces Romero pide a la Banda que toque ‘la de aquí’ y lo complacen. Tocan Pelea de gallos, torea con la izquierda de locura, luego Manoletinas tanto a pie como de rodillas, luego un temerario desplante, la plaza entera le grita: ¡Torero, torero!, el toro le sigue embistiendo y lo sigue toreando. Romero se perfila, entra a matar un estoconazo y rueda. La locura en los tendidos.

Se le concede una oreja.
En el arrastre un torrente de aplausos.

Al final se tocaron las Golondrinas. Se acabo la Feria.

Ambrosio Muñoz Alcalá
« PREV
NEXT »
Menu :