Latest News

Novena Corrida de Feria San Marcos 2012
by Redacción Escena Taurina - 0





Plaza de toros Monumental de Aguascalientes, Ags. México.

Viernes 4 de mayo de 2012





Novena corrida de Feria



Toros de la ganadería de San isidro


Espadas

Rodolfo Rodríguez El Pana, de verde olivo y plata.
Sebastían Castella, rojo y oro.
Diego Silveti, rosa mexicano y oro.



En el paseíllo todas la miradas del público asistente se concentraban en la figura admirable del Don Rodolfo Rodríguez, el Pana, ataviado del sarape multicolor que sustituía el capote de seda y con su puro y su peculiar andar, al observar esta escena, la mente nos lleva obligatoriamente a recordar aquellas gloriosas figuras de toreros mexicanos que fuera el simiente de nuestra torería nacional.

Figuras como: Ponciano Díaz, don Arcadio Ramírez, don Merced Gómez, don Vicente Segura, don Rodolfo Gaona, don Juan Silveti... En fin, en el vuelco de nuestra imaginación, tanto esas figuras de antaño se resumían en la presencia venerable de don rodolfo Rodríguez el Pana. ¡Glorioso torero mexicano!

Primer toro de la tarde de nombre Cuatro Caminos, viene marcado con el número 181 y 501 kilogramos, cárdeno oscuro, cornidelantero.

En terreno de las tablas el Pana lo recibe de espalda y ejecuta unas Tafalleras que le salen de pintura, luego preciosos lances y un soberbio remate.

Suerte de varas. Es Bernardo Hernández quien le da un fuerte puyazo y lo da en buen lugar.
Banderillas. Rafael Romero y Edgar Camacho ambos cumplen bien.

Brindis. Llevando por atrás la muleta, liada, y el estoque, esto a la altura de la cintura. Primero brinda al público y luego se dirige hacia el burladero de médicos y les brinda.

Inicia su faena dando preciosos pases, qué bonito se pasa a Cuatro Caminos, con la izquierda, cabe mencionar que la tarde está nublada con amenaza de lluvia, el viento empieza a sentirse. El Pana instrumenta pases con la derecha. Pases pintureros por alto, ahroa el Pana cita para torearlo por abajo, el viento arrecia, juega con la franela (muleta) impidiendo que el Pana realice la suerte deseada, amenora unpoco el viento, esto lo aprovecha el Pana, cita a Cuatro Caminos, este le embiste y vaya forma de pasarselo por la faja. El viento arrecia nuevamente aún así el Pana le da unos soberbios pases por alto. El viento decidimente le impide que siga realizando su faena, como es su voluntad y sopla con tal fuerza que levanta tolvanera en forma persistente, esto obliga al Pana a entrar a matar, pero las inclemencias del tiempo, fuertes vientos, mezclados con algo de lluvia le impiden realizar adecuadamente la suerte de matar, batallando el Pana, recibe un aviso, por fin dobla Cuatro Caminos.

El público que ha sido testigo de las inclemencias del tiempo, aplaudiendo fuertemente al Pana.

Arrastre. Aplausos.

Segundo toro, cuarto de la tarde, de nombre Cuatro meses, número 154 con 463 kilogramos, negro, listón, delantero.

El Pana sale al ruedo sin casaquilla, le da unos lances a la Verónica, pero el toro anda “suelto” y no acude al llamado.

Suerte de varas. Bernardo Hernández Santana lo pica y fuerte, en buen lugar, el público le aplaude.
Banderillas. Felipe Rangel y Edgar Camacho, ambos cumplen bien.

Debido al mal tiempo imperante y las embestidas inapropiadas para el toreo de el Pana. Éste decide entrar a matar, que en tal situación es lo más sensato.

Las adversas circunstancias dificultan realizar la suerte de espada, recibe dos avisos y termina Cuatro meses.

El Pana en un notable gesto se arrodilla en los medios, eleva sus brazos, se inclina y besa la arena. El público le manifiesta su cariño otorgandole un torrente de aplausos.


Primer toro, para Castella, segundo de la tarde de nombre Cuatro Cienegas, número 192 con 461 kilogramos, negro, delantero de cuernos.

Lo recibe Castella a pies juntos dandole bonitas Verónicas.

Suerte de varas. Ángel Juárez da buena vara en buen lugar.
Banderillas. Francisco Chacón y Sergio González cumplen bien y son aplaudidos.

Castella empieza su faena de muleta doblandolo, el viento hace su presencia, soplando pero en serio, el lidiador trata de muletearlo por abajo, por arriba, con la derecha, con la izquierda, pero el fuerte viento definitivamente se lo impide, se empeña y contra el viento y a como Dios le da entender saca unos muletazos, unos por allá y otros por acá.

El público lo comprende y lo apoya cariñosamente con aplausos, se prepara para entrar a matar y como ya se le ajusto el tiempo, tratando de torear contra el viento, pues nada que le llega el primer aviso de la autoridad, esto pone de nervios al lidiador que en medio de una fuerte corriente de viento con polvo se tira a matar y se va en seco (osea no encontró al toro) en tal circunstancia retoma la postura de entrar y lo hace pero con un fenomenal bajonazo y así se deciso de Cuatro Cienegas.



Arrastre. Silencio.
Al espada. Silencio.



Segundo toro, quinto de la tarde, de nombre Cuatro Milpas, número 140 con 520 kilogramos, negro, bragado, descobillado del pitón izquierdo.

A mandiles, a pies juntos y Media Verónica, así recibió Castella a Cuatro Milpas.

Suerte de varas. Es el español José Luis Moreno quien le da una ligero puyazo  a Cuatro Milpas.
Banderillas. Luis Castañeda y Sergio González cumplen cabalmente.

Faena de muleta, aquí la suerte el favoreció maravillosamente el viento, se detuvo y si bien no del todo, pero si muy considerablemente, a tal grado que permitió torear a Castella y lo recibe por alto. ¡Ah, qué bien le salió! Luego lo baja, lo corre bonito y viene un precioso remate, aplausos y dianas, ya en terrenos de los medios, con la derecha y en carrusel, los ¡olés! del público y entra la música, continúa Castella con la derecha corriendola a placer con muletazos por abajo. ¡Ah!, Qué nonito torea Castella, ahora con la izquierda dando ritmo, cadencia, a esos naturales, la banda de música empieza a tocar España Cañi, continúa con la izquierda, retoma la derecha y corre a placer con esos candenciosos muletazos, la música sigue de fondo con el mismo Pasodoble. Esto es de pélicula, de vídeo, la locura en los tendidos. Pero que creen. Termina la fiesta. Se perfila, entra... y pincha, y pincha, andamos muy mal con la toledana, por fin el toro solito se echa, entra el puntillero y todo termina.



Arrastre. Aplausos.
Castella. Salida al tercio.



Toro de regalo de Castella. Cuatro Lunas, número 150 con 465 kilogramos, burraco, segunda reserva.

Cuatro Vidas sale avanto no logra meterlo al capote le da unos lances de tanteo y Verónicas.

Suerte de varas. El mismo espada lo brega. El picador le da un puyazo traserito pero justa.
Banderillas. El toro no queire nada con los capotes y no logran ponerlo en suerte es por eso que los banderilleros solo van dejando un palo de cada par a la rejoneo. En el tercer par el rejoneador banderillero trae ambos palos con la izquerda, pero de igual forma solo deja uno.

Castella sin brindar empieza a tantear a Cuatro vidas, que se escupe de la muleta, por fin encuentra sitio y arranca los ¡olés! del tendido, Castella trata por todos los medios lograr meter al toro a la muleta pero es un animal deslucido, abrevia y mata de una estocada entera levemente trasera, tarda un poco en caer, el mismo diestro le saca la espada poco a poco, Cuatro vidas dobla y todo termina.

En cuanto el toro cae el Pana se retira.
Arrastre. Silencio.
Al espada. Silencio.


Primer toro para Diego Silveti, tercero de la tarde de nombre Cuatro Vidas, número 163 497 con kilogramos, cárdeno claro, bragado.

Suerte de varas. Es David Vázquez quien da un buen puyazo, el público le aplaude fuerte.
Banderillas. Sergio Campos y Edgar Camacho han estado muy bien y como Sergio campos sigue sobresaliendo, una vez más el público lo sacó a los tercios. Enhorabuena.

Silveti brinda al matador Miguel Espinoza Armillita. Diego le da unos muletazos de tanteo y le busca a ver por qué lado le encuentra, pero nada, se lo lleva a los tercios, a las tablas, por la derecha, por la izquierda, por arriba, por abajo. Nada de nada.

Ante esto Silveti se perfila, entra, hunde la espada, para su fortuna acierta y dobla Cuatro Milpas.



Arrastre. Rechifla.
Al espada. Silencio.



Segundo toro de Silveti, sexto de la tarde, de nombre Cuatro Copas, número 142 con 504 kilogramos, negro, delantero.

Despatarrado Silveti da lances de Verónica en los tercios.

Suerte de varas. Salomón Aspeitia da un puyazo.
Banderillas. Juan Ramón Saldaña y Edgar Camacho, ambos cumplen bien.

Brinda al público y en terrenos de las tablas lo recibe por alto, se lo lleva a los medios a Cuatro Copas y ahí con la derecha le da una tanda de acompasados muletazos y arranca ¡olés!, aplausos y dianas. Y repite la misma tónica, entra la música, tanda con la izquierda y se pone en plan grande en adornos de remates: de la firma, el desdén y cambios por atrás, la banda de música deja de tocar la melodía y corta los aires con Pelea de gallos. Culmina su faena con manoletinas, se perfila y … pincha, y pincha, Cuatro Copas dobla trás un pinchazo hondo.



Arrastre. Silencio.
Fuertes aplausos para el espada que sale al tercio.

En ese momento Castella sale del callejón e indica al juez que quiere regalar un toro y se le es concedido.


Ambrosio Muñoz Alcalá
« PREV
NEXT »
Menu :