El premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, ha escrito una carta a los aficionados taurinos de Bogotá y de lo Colombia en general, en la que ha destacado el arte y el amor por los toros que le rodea la fiesta taurina. Además, hizo un llamamiento a la libertad, en la Plaza de Toros de Santamaría y en otras plazas alrededor del país:
“No debemos avergonzarnos de nuestra afición por los toros: una fiesta que por tradición y por todo aquello que ha inspirado en el mundo de la cultura ha enriquecido extraordinariamente la vida de las gentes. Desde quienes han vibrado de emoción en los tendidos hasta los que nunca han visto una corrida y, sin embargo, han admirado las imágenes que ha podido inspirar en la poesía, la música, la pintura, la escultura o la danza.

Una buena faena es una fiesta llena de amor por los toros- algo que le costará mucho trabajo comprender a sus detractores y enemigos- pues el toro bravo existe en la medida en la que existen las corridas.

En los cosos de Cartagena de Indias, Bucaramanga, Manizales, Medellín, Bogotá y Cali, así como en pequeñas plazas salpicadas por todo el país, se vice celebra la gran fiesta de los toros desde  hace más de un siglo. Esperemos que se pueda celebrar con la misma libertad de ahora en adelante”.