Latest News

Festival taurino en Aguascalientes
by Redacción Escena Taurina - 0

Se llevó a cabo un Festival Taurino en  la Plaza de Toros Monumental de Aguascalientes en honor a Paco Chávez, candidato a la Presidencia Municipal del Partido Revolucionario Institucional, se lidiaron  a muerte novillos-toros y un eral, de diversas ganaderías.


Cabe destacar que no hubo alguacilillo, y que el candidato a la alcaldía llegó justo al terminar el paseillo, y se marchó en el cuarto toro.


El Primero de la tarde fue para el rejoneador Emiliano Gamero, de nombre "Amigo", de la ganadería de Carranco marcado con el número 227.


Gamero lució su cuadrilla de caballos bien educados, dando inicio su faena con un rejón de castigo que dejó en buen sitio, en banderillas dejó cinco banderillas en todo lo alto, además de dos cortas, y dos rosas. Siempre tratando de agradar al público, toreando a la grupa y adornandose con cabriolas y desplantes; la música enmarcó su lidia. Pero el bovino  se vino a menos y el jinete, a la hora de dejar el rejón de muerte pinchó en su primer intento, al segundo dejó una estocada caída y todo termino.


Salida al ruedo.


El segundo de la tarde fue para Fabián Barba, quien lidió a "Priista" marcado a fuego con el número 20, de la ganadería de la Punta, al que recibió de rodillas con dos largas cambiadas. En los tercios cuatro verónicas muy templadas para rematar con una media.


En el caballo, "Priista"  recargó y recibió una buena vara; en banderillas la cuadrilla cumplió.


Tras brindar al público, Barba inició su faena de muleta doblando al novillo en tablas, luego de meterlo al engaño le dio una tanda de derechazos e intenta por la izquierda, entra la música de la Banda Municipal, y sigue toreando por ambos lados, finaliza dejando una estocada en sitio, tendida pero con efecto rápido.


Una oreja.


A Mario Aguilar le tocó lidiar con un novillo-toro de la ganadería de Rosas Viejas, de nombre "Candidato", marcado con el número 506,al que saluda en los medios con verónicas muy toreras, bajando las manos, arrancando palmas y olés de los tendidos.


El picador deja una buena vara, y el quite es por chicuelinas muy lucidas. El público se lo agradece;  en banderillas, la cuadrilla deja los tres pares muy bien puestos, Aguilar brinda al público y el sombrero cordobés le trae la buena suerte.


Conectado a tablas inicia su faena de muleta con unos artísticos derechazos, la música hace su entrada y Aguilar se da vuelo toreando por ambos pitones, el animal descompone su embestida pero el torero insiste y pide Pelea de gallos y  es concedida, termina dejando una estocada hasta la empuñadura certera y eficiente.

Dos orejas y arrastre lento.


Oliver Godoy recibió al cuarto de la tarde, de la ganadería de La Soledad, de nombre Triunfador, marcado con el número 195,  a quien saludo por verónicas.


Al de La Soledad le dieron una puya trasera, además de bombear al inicio y mantener al final, Godoy intentó hacer un quite pero el animal hizo por él, llevándose afortunamente solo un susto. La cuadrilla cumple muy bien en banderillas.


Inicia su faena de muleta con dos tandas por derechazos, y la música también se hace escuchar para acompañar el trabajo muleteril de Oliver. El torero intenta por ambos lados pero no encuentra conectar, entender y en varias ocasiones el novillo le da avisos. Termina dejando una estocada certera hasta la bola.


Una oreja.


El quinto de la tarde fue para Gerardo Adame, quien lidió a Continuador de la ganadería de San Isidro. No logró meterlo al capote, el picador solo le da una puya señalada, en banderillas solo se colocaron dos pares.


En su faena de muleta, el torero hace intentos por ambos lados, pero no encuentra el norte, ni la música le inspira y termina dejando más de tres cuartos de estocada, que es suficiente para que Continuador doble.


El sexo y último del festejo fue para Héctor Gutiérrez, quien lidió al eral de nombre Progreso, marcado con el número 90 de la ganadería de Claudio huerta.


Gutiérrez saludó a Progreso con dos largas cambiadas de rodillas, con mucho lucimiento, arrancando los olés de los tendidos y en los medios unas verónicas muy sentidas.


Recibió una vara justa, quite por Chicuelinas, en banderillas, Héctor pide solo dos pares que son colocados por la cuadrilla.


Inicia su faena de muleta con torería, el público agradece, la música también le acompaña, torea por ambos pitones, y en un descuido el eral hace por el muchacho, lo engancha de las ropas y lo deja caer de mala manera, la cuadrilla le asiste y se repone rápidamente, intenta otra tanda y se decide por terminar, lamentablemente pincha y pincha y pincha por cinco ocasiones,  y en el sexto intento deja una estocada entera, Progreso tarda en doblar.



« PREV
NEXT »
Menu :