Latest News

Cuarta novillada San Marcos 2014
by Redacción Escena Taurina - 0


Plaza de toros San Marcos, Aguascalientes, Ags., México
Domingo 16 de marzo de 2014

Corrida de novillos-toros


5 de la ganadería de Huichapan, propietario don Adolfo Lugo Verduzco, ésta ganadería se encuentra en el rancho San Joaquín, ubicado en Tecozautla, Hidalgo., denominación Tecozautla.




Los colores de su divisa son amarillo, oro y azul, fue fundada en 1973.

Y un novillo de la ganadería de Maravillas.

Espadas

Luis Gerpe, España
Juan Pablo Llaguno, Querétaro.
Rodolfo Mejía, "El Tuco", Aguascalientes, Méx.


Después del paseíllo el público sacó al Tuco al tercio a recibir fuerte ovación.


Los novillos - toros que se lidiaron, todos de bonita lámina pero de difícil embestida, habrá que ponerles mucho para sacarles muletazos.

Los tres muchachos demostraron valor y entrega, los tres fueron arrollados por los toros afortunadamente sin consecuencias.

Luis Gerpe, primer espada, para él es el toro de nombre Compadre, marcado con el número 3 y con 418 kilogramos, negro, bragado, mediano, cornidelantero, al cual le instrumenta acompasadas chicuelinas.

En la suerte de varas es el aspirante Guillermo Cobos, quien prende bien y da una buena vara, pero luego el caballo se espanta, relincha y se va corriendo hacia las tablas, acto seguido el caballo que se ha estrellado contra las tablas, cae pesadamente en la arena.

En banderillas son Jonathan Prado y el aspirante tapatío César Villalobos, los encargados de cubrir el tercio. El público le aplaude a Prado y lo saca al tercio a recibir la ovación.

Faena de muleta. Luis Gerpe le echó voluntad, no se acomodo con las embestidas de Compadre. Entró a matar. Mata mal, el público se lo hace saber.

Arrastre silencio.
Al novillero silencio.

En su segundo toro de nombre Texcocano, marcado con el número 45 y con 351 kilogramos, negro, bragado, entrepelado, cornidelantero, se lleva con preciosas chicuelinas andantes hasta el caballo que monta Juanito Cobos, quien le da una fuerte vara.

En el tercio de banderillas cubren Alejandro Prado y César Villalobos.

La faena de muleta la empieza en los medios con la derecha y entra la música, en los tercios con la izquierda y se acomoda muy bien, vemos que el público esta divertido. Se perfila, entra, hunde la espada, dobla, una parte del público pide oreja, la autoridad se tarda en otorgarla, llevan en el arrastre cuando se le otorga, y así en medio de protestas energéticas de los que no estaban de acuerdo con ese premio y con la otra parte que si aplaude da la vuelta al ruedo de rigor.

Juan Pablo Llaguno, segundo espada, le corresponde en su primer toro, de nombre Catrín, de la ganadería de Maravillas, marcado con el número 1 y con 356 kilogramos, negro.

En la suerte de varas es Javier Prado quien da una buena vara.

En banderillas cubren Felipe Rangel y César Villalobos quienes cubren el tercio.

Con este animal tiene problemas para acomodarse, para realizar su faena debido a la embestida, muy voluntarioso y valiente. 

Termina con Catrín y el público en reconocimiento a su entrega lo saca al tercio.

Su segundo toro de nombre Notario, marcado con el número 6 y con 432 kilogramos, cárdeno, bragado, listón, cornia apretada, es picado por don Nacho Melendez quien da una buena vara.

En banderillas cubren César Villalobos y el joven García.

La faena de muleta la inicia en los medios pero batalla mucho con las embestidas de Notario, sin embargo le aguanta y empeñosamente insiste y así entra la música. El público reconoce su esfuerzo y le corea fuerte los olés a cada muletazo que le saca a tira buzón, aunque no mata certeramente y tiene algunos problemas se deshace de Notario. 

El público en reconocimiento lo saca al tercio.

Rodolfo Mejía, El Tuco, tercer espada.

Para él, es el toro Don Javier marcado con el número 50 y con 428 kilogramos, negro, bragado, cornia apretada.

A este toro el Tuco lo recibe de rodillas junto a las tablas con 2 largas combiadas, luego en pie verónicas, recibe un torrente de aplausos y dianas por parte de la banda de música.

El picador Guillermo Cobos da una buena vara.

Quite por el Tuco por saltilleras y una caleserina.

En banderillas Felipe Rangel y César Villalobos cubren el tercio.

El Tuco plantado en los medios cita de largo, se le arranca Don Javier y lo espera con un cambio por atrás, luego alegremente lo muletea, entra la música. En los medios con la derecha, el público le corea fuerte con olés. Molinetes de rodillas y lo sigue muleteando en pie, desdenes y tanda de naturales. El toro se le empieza a quedar, se perfila, entra, hunde la espada, el toro se va a los medios y ahí dobla, la plaza de toros se llena de palomas blancas, se lo otorga una oreja.

En el arrastre torrente de aplausos.

En su segundo toro le corresponde Bam Bam, marcado con el número 2
y con 368 kilogramos, a este toro lo recibe por tafalleras, la embestida es muy incómoda, va muy repegado al cuerpo.

El picador Héctor Cobos da un buen puyazo.

Quite del Tuco por navarras.

En banderillas cubren César Villalobos y el joven García.

En la faena de muleta le batalla, el toro no es una pera en dulce, le echó todos los engaños. El público le reconoció, entra la música y desvivía por complacer al entendido, fue varias veces arrollado por el toro, pero el seguía así fue toda su labor. Mató bien y se le otorgó una oreja.



Ambrosio Muñoz Alcalá

« PREV
NEXT »
Menu :