Latest News

¿Quién indultó a “Bomboncito” en la México?
by Redacción Escena Taurina - 0



Desafortunadamente pocas personas al igual que un servidor nos preguntábamos desde el tendido si el Juez de plaza estaba en sus facultades o bien, si cuenta con las facultades mínimas requeridas para presidir un festejo de la que llamamos la plaza más grande del mundo, fue inaudito el otorgamiento de premios en la octava corrida del embudo de Insurgentes.
Más que una crónica por qué no una reflexión En el caso especifico del Matador Federico Pizarro, le pudiera estar haciendo mucho daño un apéndice concedido de esta manera, el respetable tuvo que ver las cualidades de su primer enemigo el cual fue complicado, de buena presencia si, pero no tuvo en derroche de claras embestidas y con el acero, dejo una entera estocada un tanto caída pero con efecto, el punto es que sin duda una salida al tercio posiblemente tuviera más impacto que una vuelta, Federico lo entendió y humildemente entregó el apéndice y tuvo un gesto hacia con el publico para dar inicio con la vuelta al ruedo, la cual se llevó las palmas, pero qué pasa cuando nos encontramos con aficionados que trasgiversan todo el entorno y se quedan con una mala imagen del coleta y un mal entendimiento del actuar del “Juez”.
Llega el momento de Uriel Moreno “El Zapata”, y se queda con una tarde importante en su trayectoria, ante su primer enemigo un toro que se dejó meter mano, le permitió recrearse con el capote al principio de la faena, lo fue llevando con temple, aprovechando las embestidas armoniosas que le dio el Zapata en tres tandas ya que después fue sacando ese geniecillo y ya le buscaba los muslos, a pesar de haber fallado con la toledana, la concurrencia le sacó al tercio para cobijarlo con las palmas, al igual que lo hizo con su picador de confianza y de quien fue su regreso, hablamos de César Morales, quien pegó un puyazo de gran catadura que hasta los villamelones pudieron disfrutar y sobre todo entender, vaya ejecución de varas por parte de César quien también saludo desde el tercio.
Hasta ahí todo iba bien, digamos que con el mal sabor de boca del apéndice de Pizarro, cuando de pronto sale el segundo cornúpeta del lote del Zapata al cual le puso el ya famoso par de banderillas “Imposible” de tal manera, perfección y despaciosidad que el reloj de La México se detuvo, fue ahí cuando la gente se volcó en euforia, gritos de eres grande y palmas, que buen momento se llevó el respetable, en el tercer tercio estuvo empeñoso, eso no se lo quita nadie, dejó una estocada entera, el burel cae y de pronto… tal parece que el protagonismo se lo quería llevar el Juez, sin dudarlo otorga dos peludas a Uriel, las cuales fueron fuertemente protestadas, es aquí cuando uno tiene que reflexionar y ver que bajo esas circunstancias puede hacerle mas daño a los toreros, Uriel es consentido por la gente en las plazas, no necesita de una mala decisión de un juez.
De pronto, David Fandila “El Fandi” al ver que no tuvo materia prima en su lote, recurre al toro de regalo, un toro de la misma ganadería, con desigual presentación a sus hermanos, de cabeza seria y de pinta diferente, con una nobleza que a cualquier aficionado le darían ganas de bajarse y pegarle un pase, El Fandi supo aprovechar su cualidad y le ha sacado la cantidad de pases que pudo por ambos lados, es cuando ahí pasadas las horas del festejo y de la escasa sed del respetable empieza a confundir lo que pasa en el ruedo y sale el primer pañuelo blanco en el tendido y así sucesivamente, hasta que el juez, creo yo que por ser navidad, época de regalos , buenos intenciones, y por que no… el querer llevarse la tarde, saca un pañuelo blanco, los comentarios surgen en el tendido, pocos entienden lo que pasa, los demás en el éxtasis y el juez confundiendo simplemente al graderío no dando el valor exacto al otorgamiento de trofeos y de un indulto. 
Recordemos que los toros deben de cumplir con una serie de características para pensar en que sean indultados.

Así fue la octava corrida de la temporada, con un mal sabor de boca que ha dejado el Juez Jesús Morales.

Lic. Julián Herrera
« PREV
NEXT »
Menu :