Latest News

Saldívar sale en Volandas
by Redacción Escena Taurina - 0



Tarde despejada y fría la que se vivió en la Plaza Monumental México, séptima corrida de esta temporada, donde el diestro Arturo Saldívar atrapó al público con la faena a Nuriesco, permitiéndole salir a hombros por la puerta grande junto con el ganadero.
Se lidiaron seis toros de Xajay, de buena presentación en general, destacando el corrido en sexto lugar por su bravura, llevándose  los honores del arrastre lento, los demás astados, con juego y casta.
El coleta Fermín Rivera con el primero de su lote pudo acoplarse logrando cuajarle unos naturales que repercutieron en el tendido, hasta que en un descuidó el toro hizo por él pegándole una cornada de cinco centímetros en la axila derecha, tras dejar una estocada entera y llevarse una oreja fue suturado en la enfermería sin mayor consecuencia. Ante el segundo, un toro con casta y transmisión, le exigió a Fermín mando con la muleta, de pronto pudimos ver esa falta de acoplamiento total y poco a poco el toro se fue rajando, al final, no tuvo fortuna con la toledana ya que dejó una estocada tendida sin efecto, haciendo que recurriera al descabello tras un aviso y perdiendo toda posibilidad de salir por la puerta grande, terminando en un saludo desde el tercio.
Mario Aguilar, un torero que las empresas tienen en el olvido y que sin duda está siendo desaprovechado, no reparó por agradar al respetable y demostrar que sigue en la lucha. Ante el primero de su lote, entendió a la perfección su embestida dándole tiempo y distancia necesaria para recrearse y dejar pases de buena factura arrancando olés con fuerza del tendido, con el acero corrió con fortuna, aunque no fue la mejor estocada, si la dejó entera haciendo rodar al de Xajay, llevándose un apéndice. Con el segundo no hay mucho que decir ya que fue un toro complicado y con peligro sordo, siempre iba buscando los muslos del torero y no había más que hacer si no despacharlo, lo cual hizo recurriendo al descabello tras un aviso.
El hidrocálido Arturo Saldívar con el primero de su lote no le pudimos ver algo de peso ya que se enfrentó a un toro complicado, siempre saliendo con la cabeza en alto, derrotando y no dejando que se le metiera mano, aunado a que dejó una estocada desprendida tras un pinchazo y un aviso, fue hasta el segundo de nombre Nuriesco que probó las mieles de la tarde, con un toro encastado, con recorrido, con transmisión y supo aprovechar desde el capote pegándole unas chicuelinas ajustadas para así empezar con su faena en los medios citándolo, pasándoselo por la espalda despertando asombro en el tendido, posteriormente Arturo fue metiendo el toro a la muleta, sacándole naturales y pases por la derecha con profundidad, dejó tres cuartos de acero de lento efecto para hacerlo rodar por la arena. Fue ahí cuando el juez sin más ni más otorgó dos apéndices en una sola exhibición haciendo que saliera en volandas por la puerta grande junto al Ganadero.
Desafortunadamente el público protestó la decisión del juez y al momento que Saldívar recibiera los dos apéndices, los entregó a su cuadrilla y así poder dar la vuelta al ruedo con fuerza.
Podemos concluir que la tarde fue interesante, de matices importantes para los toreros y el ganadero, aunque para el juez lleno de jubilo quizá se precipitó en soltar las dos orejas, pero así es esto.

Licenciado Julián Herrera

« PREV
NEXT »
Menu :