Latest News

Puerta grande para Ponce en Querétaro
by Redacción Escena Taurina - 0





Bien dicen que cuando las cosas se hacen bien, los resultados son satisfactorios y en este caso, podemos decir que la empresa de la Santa María de Querétaro se ha empeñado en realizar carteles de categoría y poniendo toros bien presentados y ese es uno de los factores para que veamos las plazas de toros con afluencia, como fue el caso de esta corrida nocturna, con un casi lleno y donde el español Enrique Ponce salió en volandas de esta pintoresca plaza queretana.

Se lidiaron ocho toros de San José, bien presentados, descastados en general y con cierta debilidad, destacando el corrido en cuarto lugar por su nobleza llevándose el honor del arrastre lento que el Juez y solo el Juez otorgó.

Salió el corrido en quinto lugar de nombre Maestro, para el maestro Enrique Ponce, siendo este el segundo de su lote y con el que le vimos llevarse el triunfo, fue un toro con buen juego y un toque de nobleza que le permitió sacarle pases de valiosa factura, recreándose en momentos al torear en redondo con esa lentitud que le daba el burel, por su puesto, no podían faltar las ya conocidas poncinas que hacen vibrar al respetable, nos hubiera gustado que rubricara su faena y labor con una estocada en todo lo alto, pero desafortunadamente dejó una estocada defectuosa, trasera y tendida, que al calor de la noche el publico confundió el mermado efecto de la misma, con bravura, la cual hizo que tardara en caer el astado y el juez de un jalón sacó los dos apéndices, dándole así la puerta grande.

Ante el primero de su lote, un toro soso, difícilmente le pudo hacer una faena como estamos acostumbrados, siempre salía con la cabeza en alto tirando derrotes por doquier, llevándose las palmas en reconocimiento por el esfuerzo.

Juan José Padilla saludó a su primer enemigo de nombre Sargento, de hinojos, en tablas, con una larga cambiada rosándole las costillas y revolviéndose al sentir la capa, exigiéndole, haciéndolo reaccionar de manera rápida con verónicas para salir del embrollo, al principio de la faena le costó un poco acoplarse, pero poco a poco lo fue entendiendo y guardando su distancia hasta que de pronto, ejecutó un pase en redondo que parecía interminable al igual que el ole en el tendido, que fue largo y fuerte, haciendo vibrar a la Santa María y dejando la piel chinita, y de ahí continuó agradando al tendido, toreando por redondo; por el izquierdo nada que destacar, al final rubricó su faena con una estocada tendida, con petición de una oreja, la cual le fue otorgada.

Con el segundo, nada, un toro que ni siquiera le quiso ver en el segundo tercio, seguramente por esos pitones y esa pizca de maldad que tenia; con la pañosa, no fue más que intentar que pasara y ver si era con calidad, finalmente lo despachó, quedando todo en silencio.

Desgraciadamente esta noche la mala suerte fue para Arturo Saldívar, llevándose el peor lote, pero él siempre estuvo voluntarioso intentando agradar a la afición, la cual no supo entender su labor, pitándole injustificadamente cuando estaba ante el segundo de su lote, sus toros no tenían absolutamente nada en las entrañas, fueron infumables.

Y el de menor antigüedad, Diego Silveti, con el primero que fue el mejor de su lote, de nombre Soy de seda, vaya que le hizo honor a su nombre, pasaba empleándose en la muleta de Diego con una nobleza infinita, hasta podríamos decir que pecó de noble, Silveti lo supo aprovechar sacándole pases de buena catadura al son del paso doble Puerta grande y con los oles del publico, al final de la faena le vimos el detalle de dejar el ayudado enterrado en la arena y toreando sin él, llegando el momento de la suerte suprema, dejó el acero un tanto tendido pero con efectos, el juez le otorgó un apéndice.

Ante el segundo, un toro complicado, de feas hechuras, con la cabeza siempre a media altura, no le permitió salir avante.

Así fue como se dieron las cosas en esta corrida nocturna, esperemos que la empresa continúe haciendo las cosas de esa manera, atrayendo a la gente a la plaza, con esos carteles y seriedad con la que hacen los festejos, enhorabuena.




Julián Herrera

« PREV
NEXT »
Menu :