Latest News

Alquimia entre Sergio Flores y Gibraltar de Xajay en La México
by Redacción Escena Taurina - 0




Llegó el penúltimo festejo de la temporada grande, tarde de interesantes lienzos de Fermín, des fortuna de Talavante y consagración de Sergio Flores.

Se lidió un toro de Vistahermosa, sin casta y agarrado al piso, tres toros de Jaral de Peñas bien presentados, con juego en general y tres de Xajay, de igual manera bien presentados, uno manso, uno descastado y el corrido en séptimo lugar, bravo, con fijeza y largo recorrido que se llevó los máximos honores del indulto.

Tarde importante para que la afición pueda darse cuenta de las grandes diferencias que hay entre un toro manso, noble, con raza y bravo, ya que vimos una corrida con esos matices.
 
El caballista Rodrigo Santos, se enfrentó a uno de Vistahermosa que le costó un gran esfuerzo por las condiciones que presentó, siempre aplomado al ruedo y, si a eso, agregamos que la colocación de los palitroques y rejón de muerte no fue la mejor, todo termino en pitos para Rodrigo.

Llegó el turno para los Toreros de a pie, Fermín Rivera ante el primero, un toro de Jaral de Peñas, le vimos una tanda por la derecha de pintura, de pronto, se perdió esa coordinación que se había conjuntado, termina dejando una estocada entera un tanto trasera y tendida, el Juez Gilberto, le otorga un apéndice. Ante el segundo, un toro del hierro de Xajay, no pudo redondear la faena por fallar con el acero y mucho menos la tarde, que sin duda, era importante llevarse el triunfo y todo quedó en una salida al tercio para recibir las palmas.

Alejandro Talavante, se llevó la mala fortuna de toparse con el peor lote, uno de Jaral de Peñas y uno de Xajay a los que no les pudo hacer nada y nuevamente la gente en el tendido se mete con el Torero injustificadamente, ojo, sea español o mexicano, debemos de ver y conocer las condiciones del toro para poder emitir un juicio tan severo, no dañemos mas nuestra fiesta, una cosa es ser exigente y otra muy diferente es saber exigir.

Para el de Apizaco, Tlaxcala, Sergio Flores, fue de esas tardes que desde el patio de cuadrillas se le veía un semblante de concentración, deseos de que fuera la tarde soñada, energía que transmitía ya con el capote aliado, llega el momento de partir plaza, salta a la arena el primero de su lote, de Jaral de Peñas y lo saluda con la capa saliendo un tanto suelto, con la pañosa lo fue metiendo y al probarlo con la izquierda, Bogotano se le cola feamente intentando herirlo, en ese momento fue cuando Sergio se engallardó y se le puso enfrente y este a su vez a embestirle, teniendo una faena variada con manoletinas, dosantinas, pases de pecho, en redondo, como el lo quiso, culminando con una estocada entera que le fue ovacionada y quedándose con una merecida oreja.

Antes de salir el segundo toro, vimos a Sergio encomendarse al supremo, de manera diferente, fuerte, especial, con una fe inmensurable, detalle que me hizo recordar esos instantes en cuadrillas y pensando en voz alta, “esta tiene que ser tu tarde”, acto seguido, se anuncia a Gibraltar No. 83 con 500 kilogramos, de buena estampa y salida alegre, resaltando su andar en el ruedo de los seis toros anteriores, Sergio, una vez que lo ha enganchado en el de seda, ha pegado cuatro verónicas, una media y un remate dejando desmayar la mando derecha, todo de pintura, una vez llegado el momento del tercer tercio, ya había visto las bondades del de Xajay y fue que se plantó en los medios para citarlo de largo y pasárselo por la espalda con valor y verdad, de ahí e adelante todo fue armonioso, tandas por la derecha, naturales, gran variedad y siempre… citándolo de largo, haciendo lucir al de patas negras, resaltando su bravura que él supo manejar sin lugar a duda, una vez que la gente ya estaba desbordada de sus asientos, empezaron a verse los pañuelos blancos como petición de indulto para este gran toro, el cual le fue concedido a cabalidad y llevándose Sergio este importante triunfo en su carrera.

Es hasta la corrida 17 donde la afición puede tener un gran punto de comparación y poder tener ese análisis constructivo, objetivo y de verdad para que vayamos regresando el valor que merece cada premio otorgado en nuestra plaza de primera y sobre todo a nuestra fiesta brava.



Julián Herrera
« PREV
NEXT »
Menu :