Latest News

El Payo se adueña del aniversario 69 de La México
by Redacción Escena Taurina - 0






Llegó el día, el festejo de la monumental de Insurgentes, cumpliendo 69 años llenos de muchos colores, aromas, sentimientos, historias, triunfos, fracasos pero sobre todo, momentos de mucho arte.

Festejo de jueves nocturno como en antaño, donde la afición corre para llegar al tendido del coso, noche donde el francés Sebastián Castella saludó desde el tercio tras la faena a un toro de regalo del hierro de Fernando de la Mora que se fue a más con la muleta del diestro, Arturo Saldivar le arrancó una al toro de La Joya tras redondear la faena con una estocada entera y el queretano, dueño de la noche, Octavio García El Payo, se lleva una oreja en un sobrero de La Joya que le dio juego hasta sacar de las entrañas todas las embestidas.

Como todo festejo de aniversario, las expectativas son altas y la sensibilidad en el tendido es mucha y es justo cuando los detalles se hacen ver, uno, y que quedará para la historia en los libros, es el retraso de 30 minutos aproximadamente que tuvo el inicio de la corrida, debido a la complicación que tuvieron Castella y Saldivar para llegar a la plaza, por el trafico de la capital, pero el ánimo en el tendido prosperó al sonar los clarines.

Se lidiaron cinco toros de Barralva que no dieron juego y en cada uno de ellos se escuchó la sibilancia en el tendido, dos toros de la Joya bien presentados y de pinta fastuosa que impactó en el público, uno en la lidia ordinaria y un sobrero el cual destacó por la clase y buen juego, llevándose los honores del arrastre lento y un sobrero de Fernando de la Mora bien presentado que fue de menos a más.

Sebastián Castella se estrelló con dos de Barralva pechados de falta de casta, no pudo hacerles absolutamente nada, fue así que recurrió al toro de regalo, donde con el poder de su muleta, entendimiento y técnica, fue llevando al de Fernando de la Mora, el cual se fue a mas, tirando de el y sacándole pases de calidad, la espada no entró al primer intento perdiendo así la oreja y quedándose con una salida al tercio para recibir las palmas.

El hidrocálido Arturo Saldivar, fue el único que se llevó un apéndice en la corrida ordinaria, ante el segundo de su lote, Arturo le encontró la distancia y al hacer unas dosantinas fue que prendió al respetable, rubricando la faena con una entera, la cual le valió la oreja.

Sin duda, la noche se la llevó El Payo, faena de una tesitura agradable, acompañada del temple que le permitió su enemigo de nombre Desafío el cual le hizo honor al mismo al ponerlo a prueba, pero el sitio que trae en estos momentos Octavio, fue suficiente para armonizar su faena, la toledana, la dejó un tanto trasera y tras un descabello fulminante, el Juez Chucho Morales sacó el pañuelo blanco.

Así el aniversario 69 de este hermoso coso, con retraso, salida al tercio, oreja, oreja y… yo creo que el Juez Jesús Morales quería la puerta grande para él. 


Julián Herrera

« PREV
NEXT »
Menu :